Español
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Jardinería y vida saludable
  4. Cómo crear un jardín más accesible

Artículo

Cómo crear un jardín más accesible

Por Julie Bawden-Davis

Cuando de hobby se trata, la jardinería es una actividad popular que casi todo el mundo puede disfrutar. Mediante métodos específicos, las personas con limitaciones de movimiento o las personas discapacitadas también puede cuidar de las plantas. Los jardines accesibles, como los canteros elevados, amplían las posibilidades para aquellos que necesitan una silla de ruedas, permitiéndoles disfrutar también de los muchos placeres del cuidado de las plantas.

Vea aquí tres métodos para abrir el mundo de la jardinería para las personas con limitaciones físicas.

Canteros elevados

Los canteros elevados hacen posible la jardinería para las personas con sillas de ruedas o quienes no puedan arrodillarse. Estos canteros se pueden construir de cualquier altura que se desee y se deben colocar en lugares accesibles.

Siga estos pasos para diseñar y construir un cantero elevado:

Considere las limitaciones físicas del jardinero. Si la persona usa silla de ruedas, construya el cantero elevado a una altura que permita el acceso de la persona a las plantas mientras permanece en posición sentada. Si el jardinero puede caminar pero tiene dificultad para arrodillarse o inclinarse cuando está de pie, construya un banco alrededor del cantero. 

Elija el lugar. Ubique el cantero elevado en un área de acceso fácil y propicia para las variedades que la persona va a cultivar. Los senderos deben tener un ancho mínimo de 4 pies (1,21 m) para que quepa una silla de ruedas, un andador y una carretilla.3 Asegúrese de que los senderos estén bien nivelados, firmes y libres de obstrucciones, incluyendo la gravilla suelta.

Si el jardinero va a cultivar vegetales, árboles frutales pequeños o flores que necesitan sol, ubique el cantero en un lugar que reciba de 6 a 8 horas de luz solar directa cada día. Para las plantas de sombra, ubique el cantero en un lugar que reciba sol en la mañana o luz solar parcial o indirecta durante el día, como debajo de un árbol o un área techada en el patio.

Determine las dimensiones. Generalmente, los canteros elevados miden de 3 a 4 pies (0,91 m a 1,21 m) de ancho.1 Determine el ancho según el alcance del jardinero; por ejemplo, si la persona puede alcanzar a una distancia de 2 pies (0,6 m) desde un lado del cantero, procure entonces que el cantero no exceda los 4 pies (1,21 m) de ancho. La altura del cantero debe ser de 24 pulgadas (60,96 cm) para las personas en sillas de ruedas y de 30 pulgadas (76,2 cm) para las personas que se pueden parar pero tienen dificultad para inclinarse y tratar de alcanzar algo. La longitud del cantero suele oscilar entre 10 y 20 pies (3,04 m y 6,09 m) y se pueden crear bordes de 8 a 18 pulgadas (20,32 cm a 45,72 cm) de ancho para sentarse.2

Construya el cantero. Los canteros elevados generalmente se hacen con madera resistente a la pudrición, ladrillos o piedras; usted puede partir desde cero o comprar un kit para cantero elevado en una ferretería o centro de jardinería local. Cuando construya un cantero de madera desde el inicio, use tornillos para terrazas para lograr una estabilidad máxima. Si usa ladrillos o piedras, aplique cemento en las uniones para evitar que la tierra se salga por las ranuras. Si experimenta problemas con las plagas que cavan túneles, como los topos, taltuzas y ratones de campo, use un paño de ferretería para forrar el fondo del cantero e impedir su entrada.4

Rellene el cantero. Rellene el cantero con una mezcla de dos partes de mezcla para sembrar, una parte de arena de horticultura o perlita y una parte de abono orgánico, como el abono orgánico de lombrices de tierra Pennington® de 1.5-0-0. Riegue bien esta mezcla para compactarla y eliminar cualquier bolsa de aire y luego agregue más tierra hasta que la línea del suelo quede de 1 a 2 pulgadas (2,54 cm a 5,08 cm) por debajo del borde superior del cantero.

Siembre. En los canteros elevados se puede sembrar casi cualquier cosa que uno sembraría en el suelo; los canteros elevados son ideales para flores, vegetales y hierbas, frutas como las fresas, e incluso árboles frutales enanos, incluyendo los melocotoneros y los ciruelos.

Dele mantenimiento. Los canteros elevados tienden a secarse rápidamente, así que necesitan un riego más frecuente que las plantas sembradas en el suelo. Riegue sus plantas cuando se seque la capa superior de 2 pulgadas (5,08 cm). Fertilice mensualmente de la primavera al otoño con el Nutriente multiuso para plantas y cultivos Lilly Miller® de 10-10-10, y corte las flores regularmente para que las plantas continúen floreciendo. Coseche las hierbas y vegetales en cuanto estén listos para el consumo o cuando las plantas dejen de producir.

Jardines estilo mesas

Los jardines estilo mesas son básicamente un cantero elevado con patas, lo que permite un acceso fácil para sillas de ruedas. El jardinero puede empujar la silla por debajo de la mesa y trabajar cómodamente. Generalmente, estos jardines estilo mesas se hacen de madera o metal y se pueden fabricar desde cero o se pueden comprar prefabricados.

Construya la estructura. El área del cantero de plantas de un jardín estilo mesa suele tener de 8 a 10 pulgadas (20,32 cm a 25,4 cm) de profundidad y, generalmente, la mesa está a 27 pulgadas (68,58 cm) del piso. Para evitar el esfuerzo excesivo de los brazos, la parte superior del cantero no debe quedar por encima de las costillas de la persona sentada. Y para facilitar el alcance, el ancho del cantero no debe exceder los 3 pies (0,91 m).

Taladre orificios de drenaje por debajo del área de siembra y considere montar el jardín estilo mesa sobre ruedas para moverlo fácilmente.2

Agregue la tierra. Llene su cantero con tierra prehumedecida para macetas hasta que la superficie de la tierra quede a menos de 1 pulgada (2,54 cm) del borde superior.

Siembre. Como los jardines estilo mesas no son muy profundos, solo se deben usar para plantas anuales de raíces superficiales y algunas hierbas y vegetales. Entre las opciones de flores se incluyen: clavelón, petunia, cinia, flox, lobelia, verbena y pensamiento; las opciones de hierbas y vegetales incluyen: lechuga, espinaca, pepino, tomate cereza, zanahoria pequeña, albahaca, tomillo y romero.

Mantenimiento. Riegue cuando se seque la capa superior de 2 pulgadas (5,08 cm), y fertilice mensualmente con el nutriente multiuso para plantas y cultivos Lilly Miller® de 10-10-10. Mantenga las plantas de flores podadas para promover el reflorecimiento y coseche los vegetales con regularidad para aumentar la producción.

Macetas

Hay una amplia variedad de tipos y tamaños de macetas, lo que aumenta las posibilidades para los jardineros con movilidad limitada, ya que pueden cultivar fácilmente sus plantas en una mesa con macetas pequeñas o sentados en una silla con macetas más grandes.

Los consejos siguientes le ayudarán a garantizar una experiencia exitosa con su jardín en macetas.

Elija la maceta. Escoja entre macetas de madera, plástico, cerámica, arcilla o metal, pero asegúrese de que cada una tenga orificios de drenaje para impedir que se pudran las raíces. Las personas con fuerza limitada en la parte superior de su cuerpo pueden optar por macetas plásticas pequeñas y livianas. Y las macetas grandes se pueden colocar sobre ruedas.

Cuando siembre en macetas colgantes, use macetas plásticas e instale un sistema de poleas que le permita elevar o bajar fácilmente la maceta con solo tirar de una cuerda.

Agregue tierra. Use siempre tierra para macetas y nunca use tierra para jardín. Elija una tierra para macetas que contenga materia orgánica, como el musgo de turba y el abono orgánico, así como agentes de drenaje como la perlita o piedra pómez. Nutra aún más la tierra agregando abono orgánico de lombrices de tierra Pennington® de 1.5-0-0 según las instrucciones del paquete. Humedezca ligeramente la tierra antes de agregarla en la maceta para ayudar a evitar bolsas de aire y un asentamiento irregular de la tierra.

Siembre. En las macetas se pueden sembrar la mayoría de las flores. Y si usted desea cultivar vegetales, elija variedades enanas como los frijoles de arbustos, las zanahorias pequeñas, las remolachas enanas, las cebolletas, los tomates cerezas y los pepinos enanos. La mayoría de las hierbas se dan bien en las macetas.

La cantidad de plantas que puede sembrar en una maceta depende del tamaño de la maceta y el tamaño de la planta al alcanzar la madurez. Busque esta información en la etiqueta de la planta.

Riegue. Las macetas necesitan un riego frecuente, especialmente las plantas en macetas colgantes suelen necesitar más agua ya que el aire caliente sube. Riegue cuando se seque la primera capa de 1 pulgada (2,54 cm) de tierra. Generalmente durante la primavera y el verano, es suficiente regar una vez al día; mientras que en el otoño y el invierno basta con regar una o dos veces por semana.

Fertilice. El riego frecuente hace que la tierra de las plantas en macetas pierda nutrientes, por lo que es importante nutrirlas regularmente para mantenerlas saludables. Durante los meses de primavera y verano, fertilice cada dos semanas; y en el otoño y el invierno, hágalo una vez al mes con nutriente multiuso para plantas y cultivos Lilly Miller® de 10-10-10.

Conclusión

La jardinería es una actividad que puede disfrutar y realizar casi cualquier persona que desea ensuciarse un poco las manos y deleitarse con todas las ventajas que ofrecen el cultivo y el cuidado de las plantas.

Pennington es una marca registrada de Pennington Seed, Inc.

Lilly Miller es una marca registrada de Central Garden & Pet Company.

Fuentes

1. Diane Relf, "Gardening in Raised Beds and Containers for Older Gardeners and Individuals with Physical Disabilities" (Jardinería en canteros elevados y macetas para personas mayores y con discapacidades físicas), Departamento de Horticultura del Instituto Politécnico y la Universidad Estatal de Virginia, 1995.

2. Jean Larson y otros autores, "Accessible gardening for therapeutic horticulture" (Jardinería accesible para la horticultura terapéutica), Extensión de la Universidad de Minnesota, 2008.

3. Becky Cresswell y otros autores, "Gardening for Life: A Guide to Garden Adaptations for Gardeners of All Ages and Abilities" (Jardinería para la vida: Guía para adaptar el jardín para personas de todas las edades y aptitudes), enero de 2005.

4. Johanna Silver, "Step-by-step: Build the ultimate raised bed" (Paso a paso: Construya el mejor cantero elevado), Sunset.com.

Jardinería y vida saludable

CATEGORÍA

MÁS POPULAR

Get Monthly Gardening Advice! JOIN OUR EMAIL LIST

OTRAS INFORMACIONES QUE PUDIERAN GUSTARLE

spade in dirt

An American Timeline: Home Gardening in the U.S. (Infographic)

Garden-to-Table Goodness and Nutrition

Get Your Therapy in the Garden

Growing and Brewing Your own Tea