Español
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Guías sobre cómo hacerlo
  4. Cómo cultivar hierbas en macetas en interiores y exteriores

Artículo

Cómo cultivar hierbas en macetas en interiores y exteriores

Por Jolene Hansen
indoor herb garden

Uno de los placeres especiales de quienes cultivan hierbas consiste en tener un suministro constante de hierbas cultivadas en casa, desde un simple té hasta las creaciones culinarias y los ramilletes de flores recién cortadas, todo se ve mejor con hierbas aromáticas como parte del conjunto. Y muchas hierbas comunes se dan muy bien en los jardines tradicionales y las macetas interiores, incluso en el área soleada del alféizar de una ventana interior, lo que le permite tener hierbas frescas listas para usar en cualquier temporada. La fragancia de las hierbas frescas puede aportar un gran disfrute cuando se colocan en un pasillo y uno las roza con la mano o la rodilla al pasar.

El mantenimiento y cuidado de las hierbas en interiores no es nada difícil. Las variedades nativas del Mediterráneo, como el orégano, el perejil italiano, el romero, el tomillo y la salvia se dan muy bien con un mínimo de atención. Debido a su origen, estas plantas tienen necesidades similares, es por eso que cuando uno hace lo posible por brindarse condiciones favorables, ya sea en interiores o exteriores, ya está garantizado el éxito de este cultivo de hierbas.

Garantice que el sol y el suelo sean adecuados

Imagine la ladera de una colina expuesta al sol, con un suelo áspero e infértil, y entonces comprenderá las preferencias comunes de estas hierbas. Elija un rincón del jardín que reciba luz solar directa al menos de seis a ocho horas diarias; mientras más sol, mejor ya que él solo concentra los aceites aromáticos y mantiene el volumen y la densidad de las plantas. El exceso de sombra las hace languidecer y disminuye el sabor.

En interiores, las hierbas necesitan la mayor cantidad posible de luz solar natural, por eso las ventanas que dan al sur o el sudeste son ideales para su colocación. Si la luz solar no es suficiente, complemente con la iluminación extra de la casa. No es necesario usar luces de cultivo, basta con cualquier tipo de luz. Si las hierbas se inclinan hacia la ventana, gire las macetas un cuarto de la distancia cada vez que riegue las plantas para garantizar un crecimiento uniforme.

Es esencial tener un drenaje excelente sin importar la forma en que cultive sus hierbas. El drenaje deficiente produce rápidamente problemas en las raíces, incluyendo la pudrición. Siembre sus hierbas en un suelo áspero y que drene rápidamente para que las raíces reciban tanto aire como agua. Las hierbas en macetas necesitan buenos orificios de drenaje para que el agua fluya libremente.

Garantice el agua y los nutrientes necesarios

Los jardines de hierbas bien asentados rara vez necesitan agua adicional, excepto durante una sequía. Riegue las hierbas de manera profunda y esporádica para estimular el crecimiento de raíces profundas y saludables. Cuando el suelo se sienta seco a unas pulgadas de profundidad, riegue nuevamente. La albahaca y el perejil toleran bien un poco más de humedad, pero las hierbas más resistentes y eficientes en cuanto al agua, como el romero y la salvia, prefieren el suelo ligeramente seco. Jamás deje modado el suelo donde haya hierbas sembradas.

Riegue las hierbas en macetas hasta que el suelo se sienta húmedo y el agua salga por los orificios de drenaje. Riegue nuevamente cuando la capa superior de 1 pulgada (2,54 cm) de suelo se sienta seca. Puede regarlas ocasionalmente con el rociador del fregadero de la cocina, pero evite el exceso de agua en los platos.

En la naturaleza, la mayoría de las hierbas se desarrollan bien con pocos nutrientes, y los aceites aromáticos se intensifican en el suelo macro con deficiencia de nutrientes, pero los jardines con abundancia de plantas son diferentes a las laderas soleadas de las colinas. Las hierbas cultivadas compiten por el agua y los nutrientes disponibles, y el riego extra de las macetas puede retirar los nutrientes del suelo. Es por eso que un fertilizante natural como el nutriente para plantas a base de algas puras Alaska® de Pennington® de 0,13-0-0,60 puede nutrir las hierbas y reemplazar los nutrientes en el suelo.

Elija las macetas y las plantas acompañantes

growing herbs in pots

Choosing Containers and Companions

Guías sobre cómo hacerlo

Las hierbas son compatibles con varios tipos de macetas, desde las cestas colgantes para interiores y las macetas para patios hasta las macetas estrechas para ventanas, pero la tierra de las macetas se seca más rápido que la tierra del jardín. Las macetas pequeñas se secan primero y las macetas exteriores expuestas al viento y la luz solar directa se secan más rápidamente que las macetas protegidas en interiores; por lo tanto, usted debe considerar esto cuando vaya a regar.

Los materiales de las macetas influyen también en las condiciones de cultivo y la capacidad de las raíces para respirar. Las macetas de terracota porosa permiten que el aire y la humedad atraviesen los lados, la parte superior y la inferior, pero se secan más rápido que las macetas esmaltadas o plásticas y necesitan un monitoreo y un mantenimiento más detallados.

Debido a la similitud de sus requerimientos y cualidades, las hierbas como el romero, la salvia y el tomillo son plantas ideales para sembrar juntas y complementarse unas a otras en las macetas. Las mentas y las cebolletas más vigorosas son algo más hostiles y tienden a ocupar todo el territorio; por lo tanto es mejor sembrarlas solas en la maceta, ya sea en interiores o exteriores.

Control des plagas

Las hierbas suelen ser resistentes a la mayoría de las plagas, pero eso no impide la invasión de estas. Los caracoles y las babosas son moluscos molestos que prefieren devorar las hojas y las hierbas tiernas recién sembradas. Entre sus indicios visibles se encuentran los rastros de mucosidad y los hoyos en las plantas y hojas. El veneno Corry's para caracoles y babosas se puede usar en jardines de frutas y vegetales, y hace que los caracoles y babosas dejen de alimentarse inmediatamente.

how to grow herbs

Cultive para prolongar el disfrute

Cada vez que cultive hierbas, coséchelas con frecuencia para que mantengan su plenitud y su productividad. Para mantener la buena apariencia de sus plantas, especialmente si las usa como elemento decorativo, retire los tallos de toda la planta. Corte los tallos justo por encima de un grupo de hojas nuevas ya que esto estimula el crecimiento de ramas y le aporta a la hierba una apariencia balanceada y natural. Para las cosechas mayores, recorte uniformemente alrededor de toda la planta.

El florecimiento hace que el crecimiento de hojas sea más lento y ocasiona que algunas hierbas como la albahaca se tornen amargas. Pode sus plantas regularmente, retire los capullos para evitar que se abran las flores o use las hierbas florecidas para decorar en lugar de para cocinar. Las hierbas como la salvia, el orégano y el romero se dan bien a partir de esquejes simples. Comparta sus plantas, lo mismo frescas que secas, al convertir las ramas cortadas en plantas nuevas para familiares y amigos.

La incorporación de hierbas a su jardinería exterior o interior, le aporta el sabor y el aroma de estas hierbas saludables durante todo el año, y con el apoyo natural del nutriente para plantas Alaska® de Pennington® y los pesticidas de la marca Worry Free®, no le será difícil cultivar hierbas en interiores ni en exteriores.

Lea siempre las etiquetas de los productos y siga detenidamente las instrucciones.

Worry Free y Alaska son marcas registradas de Central Garden & Pet Company. Pennington es una marca registrada de Pennington Seed, Inc.

CATEGORÍA

MÁS POPULAR

Get Monthly Gardening Advice! JOIN OUR EMAIL LIST

OTRAS INFORMACIONES QUE PUDIERAN GUSTARLE

how to grow tomatoes

Pasos sencillos para cultivar sus propios tomates

Gardening for Everyone: Creating Accessible Gardens

Gardening for Exercise and Enjoyment

Homegrown Red Cabbage? Make Kraut!