Español
  1. Inicio
  2. Enfermedad
  3. El moho gris

El moho gris

Cuando el moho gris alcanza su pleno esplendor en la fase avanzada, no quedan dudas de la causa del nombre de esta enfermedad. Otras enfermedades causadas por hongos producen un color blanco, azul o incluso negro, pero el hongo mohoso que se observa en las plantas infectadas con esta enfermedad tiene una apariencia polvorienta y gris muy distintiva.

El patógeno de hongos que produce el moho gris afecta a una amplia gama de plantas comunes de los jardines y huertos, desde tomates y frijoles hasta flores favoritas como petunias y geranios. El moho gris se desarrolla en condiciones húmedas y sombreadas, con poca circulación de aire. Las esporas se esparcen a través del viento y las salpicaduras de agua producidas por la lluvia o el riego. Y la enfermedad representa un riesgo de infección para las hojas, tallos, flores y frutos.

Identificación/síntomas del moho gris: En las fases iniciales de la enfermedad del moho gris, no se observan los vellos que inspiran su nombre. Los síntomas tempranos incluyen manchas circulares de color gris-marrón en las hojas y los tallos. Puede que los capullos de las flores y los frutos no se desarrollen, o que se caigan antes de alcanzar la madurez. Las manchas afectan a menudo los pétalos de las flores abiertas. Y al avanzar la enfermedad, las manchas desarrollan los vellos mohosos grises que cubrirán múltiples partes de las plantas, desde los tallos hasta los frutos.

Cómo controlar el moho gris: El tratamiento temprano del moho gris es esencial para impedir el avance de la enfermedad. En las regiones donde haya habido problemas, la intervención a tiempo con un tratamiento preventivo protege contra la infección y la propagación del moho gris. El tratamiento durante el crecimiento temprano previo al florecimiento ayuda a limitar los efectos de esta enfermedad.

Los fungicidas Daconil® de la marca GardenTech® ofrecen una protección triple contra el moho gris y otras 65 enfermedades causadas por hongos. Estos productos ayudan a prevenir la infección del moho gris, detienen y controlan la enfermedad activa y protegen a las partes saludables de las plantas contra la transmisión del moho gris:

  • El fungicida listo para usar Daconil® agiliza las aplicaciones a menor escala para plantas individuales, macetas y jardines pequeños. Rocíe bien todas las superficies de la planta para mojarlas bien, incluyendo los tallos y las superficies inferiores de las hojas.
  • El fungicida concentrado Daconil® simplifica el tratamiento de jardines más grandes. Esta alternativa económica viene con una tapa con medidas fácil de usar. Mézclelo en un rociador de mano, acoplable a la manguera o de tanque y rocíe todas las superficies de las plantas hasta que el producto gotee.

Consejo sobre el moho gris: Al sembrar, deje abundante espacio entre las plantas, la buena circulación de aire ayuda a limitar la propagación de la enfermedad del moho gris. Si esta ataca su jardín, retire y deseche inmediatamente las plantas o partes de las plantas afectadas. El moho gris sobrevive el invierno en los escombros del jardín, recoja y limpie las hojas caídas en su jardín.

Lea siempre las etiquetas de los productos y siga las instrucciones, incluyendo las indicaciones sobre las plantas que puede tratar, las tasas y la frecuencia de aplicación y los intervalos previos a la cosecha (PHI) para los cultivos comestibles.

GardenTech es una marca registrada de Gulfstream Home and Garden, Inc.

Daconil es una marca registrada de GB Biosciences Corp.

Imágenes:

1. Hoja de petunia: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=1436162

Crédito de la foto: Universidad de Clemson – serie de diapositivas de Extensión Cooperativa de la USDA, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

2. Tallo de tomate: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=5562400

3. Tallo de tomate: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=5562401

Crédito de la foto: Metin Gulesci, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

4. Vaina de frijoles: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=5360609

Crédito de la foto: Howard F. Schwartz, Universidad Estatal de Colorado, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)