Español
  1. Inicio
  2. Enfermedad
  3. La cancrosis

La cancrosis

A pesar de llamarse perennifolios, algunos árboles como los pinos, los abetos Douglas y las píceas pierden partes de sus hojas de agujas verdes cada año. Sin embargo, cuando la pérdida de agujas es severa, esto puede ser una señal de enfermedades como la cancrosis.

La enfermedad de la cancrosis la causan patógenos de hongos como las variedades Lophodermium, Rhabdocline y Rhizosphaera que provocan que estas coníferas pierdan prematuramente gran cantidad de agujas y que solo las más nuevas, de crecimiento más reciente ese año, sean las que permanezcan verdes a medida que las agujas en las ramas se vuelven más finas y escasas. El viento y el agua transmiten los hongos que ocasionan la cancrosis, por lo que las condiciones húmedas y el exceso de plantas promueven esta enfermedad.

Identificación/síntomas de la cancrosis: Los síntomas de la cancrosis varían según el tipo de árbol y el hongo específico que le afecte. Partes de crecimiento nuevo se infectan durante la temporada de crecimiento normal, pero los síntomas no se aprecian hasta finales de invierno o principios de primavera. Generalmente, las agujas infectadas, desarrollan manchas de color marrón o amarillo y en primavera también se puede observar un tono morado o rojo.

Si examina detenidamente las agujas infectadas caídas, podrá ver hileras de manchas negras brillantes y a relieve causadas por el hongo. Las agujas de la parte más interna en las ramas inferiores suelen ser las más afectadas ya que las esporas de las agujas que caen y se dejan en el suelo vuelven a infectar las ramas ubicadas inmediatamente encima de estas.

Cómo controlar la cancrosis: Como la infección de la cancrosis ocurre mucho antes de que se observen los síntomas, el control efectivo requiere de tratamientos proactivos y preventivos. El fungicida concentrado Daconil® de la marca GardenTech® ofrece una protección muy efectiva contra las enfermedades como la cancrosis del hongo Lophodermium en los pinos, abetos Douglas y píceas, la cancrosis de los hongos Phaeocryptopus (conocida como cancrosis suiza) y Rhabdocline en los abetos Douglas y la cancrosis del hongo Rhizosphaera en las píceas.

Este fungicida concentrado Daconil se usa con un rociador de mano, acoplable a la manguera o de tanque para tratar estos perennifolios de agujas de manera fácil y económica. Mida la cantidad recomendada de concentrado mediante la tapa conveniente con medidas. Vierta el concentrado en el rociador, agregue la cantidad de agua recomendad y mézclelo bien. Rocíe bien hasta que todas las superficies de las ramas y las agujas queden bien mojadas.

Comience el tratamiento contra la cancrosis en la primavera, cuando las agujas midan entre 1/2 y 2 pulgadas (1,27 cm y 5,08 cm) de largo. En los estados del noroeste y centro norte, comience a rociar contra la cancrosis del hongo Lophodermium a mediados de julio y principios de agosto. Una vez que comience el tratamiento, reaplique el fungicida Daconil cada 3 o 4 semanas hasta que el clima seco se estabilice.

Consejos sobre la cancrosis: Deje espacio entre sus árboles perennifolios para permitir una buena circulación de aire para que las agujas se sequen bien. Retire los árboles muy infectados y pode las ramas infectadas en los otros. Recoja siempre las agujas caídas con un rastrillo y deséchelas para prevenir la reinfección por parte de las agujas que queden en el suelo.

Lea siempre las etiquetas de los productos y siga las instrucciones, incluyendo las indicaciones sobre las plantas que puede tratar y las tasas y la frecuencia de aplicación.

GardenTech es una marca registrada de Gulfstream Home and Garden, Inc.

Daconil es una marca registrada de GB Biosciences Corp.

Imágenes:

1. Pino: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=2251059

Crédito de la foto: Servicio Forestal de la USDA para la Región Norte e Intramontaña, Servicio Forestal de la USDA, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

2. Primer plano de agujas de pino: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=1467404

Crédito de la foto: Servicio Forestal de la USDA para la Región de Ogden, Servicio Forestal de la USDA, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

3. Pícea: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=5031056

4. Primer plano de agujas de pícea: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=5031058

Créditos de las fotos (3 y 4): Joseph O'Brien, Servicio Forestal de la USDA, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

5. Pícea: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=2634062

Crédito de la foto: Servicio Forestal de la USDA, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

6. Pino (vertical): https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=1361143

Crédito de la foto: Terry S. Price, Comisión Forestal de Georgia, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

7. Abeto Douglas: https://www.ipmimages.org/browse/detail.cfm?imgnum=0534049

Crédito de la foto: Frantisek Soukup, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)