Español
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Protección del césped y el jardín
  4. Cómo proteger los rosales contra las plagas comunes
Protecting Roses from Aphids and Other Common Pests Header and OG
Ver sus propias rosas del jardín pasar de pequeños brotes verdes a flores aromáticas y exuberantes es una experiencia llena de entusiasmo y expectativa. Desafortunadamente, existen varias plagas de insectos destructivos que también tienen el entusiasmo para convertir sus éxitos con los brotes en una desilusión. No es difícil controlar las plagas de los rosales cuando usted aprende a reconocer las plagas y actúa de manera eficaz. Usted puede detener las plagas de los rosales y sus daños para continuar disfrutando de las rosas.

Áfidos

Si nota brotes arrugados en los rosales y las hojas nuevas también están arrugadas y enrolladas, los sospechosos principales son los áfidos. Una inspección más a fondo puede mostrar pequeños insectos verdes o rosaditos con cuerpos suaves alimentándose de las deliciosas partes nuevas de la planta. Los áfidos dañan los rosales cuando penetran en el tejido de la planta y succionan los jugos vitales de la misma. Usualmente, se enfocan en los tallos suaves, los brotes tiernos y las hojas nuevas. Gracias a los áfidos, los rosales que lucen bien un día pueden repentinamente verse estresados y deformados.

Puede que uno o dos áfidos no parezcan tener importancia, pero las poblaciones de áfidos pueden aumentar rápidamente. Estas plagas tienen la habilidad inusual de reproducirse sin aparearse. Las hembras adultas procrean múltiples generaciones de hijos que alcanzan su madurez en tan solo una semana1 y rápidamente pueden tomar el control de sus rosales y otras de sus plantas favoritas del jardín. Los áfidos también excretan una sustancia pegajosa conocida como ligamaza, la cual atrae a las hormigas y otras plagas, y crean un moho feo y tiznado.


Rose aphids often target tender flower buds.
Los áfidos de los rosales a menudo se concentran en los brotes tiernos de las flores.

Cucarachas de la rosa

Los agujeros grandes e irregulares en los pétalos de las rosas y las hojas en esqueleto pueden ser una señal de que hay cucarachas de la rosa en su jardín. Estos escarabajos de una ½ pulgada (1,27 cm) de largo son de color canela verdosa y se pueden identificar por sus patas puntiagudas de color anaranjado rojizo y sus extensos daños rápidos. Las cucarachas de la rosa se enfocan en las flores de los rosales, pero también dañan a las hojas, las cuales dejan con las venas intactas pero devoran el tejido entre ellas. Los pequeños frutos en la familia de los rosales, como la rambuesas y las fresas, también son víctimas de estos insectos.

Las cucarachas de la rosa se sienten atraídas especialmente por las áreas con tierra arenosa. En su etapa larvaria se alimentan de las raíces del césped y lo dañan. Las cucarachas de la rosa adultas emergen de la tierra a finales de la primavera para empezar a comerse las rosas, pero los daños no se limitan a las plantas. Las cucarachas de la rosa pueden ser venenosas al ser ingeridas por pequeños mamíferos y aves, incluyendo los pollos en gallineros urbanos o lugares agrícolas2


Rose chafers are small, slender beetles that skeletonize rose leaves.
Las cucarachas de la rosa son pequeños escarabajos delgados que dejan en esqueleto las hojas del rosal.

Orugas de la rosa

Las manchas delgadas, traslúcidas y como de papel en las hojas de los rosales muestran que las orugas de la rosa estuvieron activas. Estas plagas usualmente se alimentan durante la noche, por lo que sus daños inconfundibles muchas veces se notan antes de poder incluso ver las orugas. Las orugas de la rosa se alimentan de la superficie de la hoja sin comer hasta el otro lado de la hoja. Un armazón de agujeros delgados como de papel y venas verdes en las hojas es lo que queda atrás. El rosal arruinado queda debilitado y susceptible a otras plagas y enfermedades.

Las orugas de la rosa no son realmente orugas, aunque así lo parecen. Estas criaturas de color verde amarillento tipo gusano son las larvas de las moscas sierra de la rosa. Algunas especies son lisas, mientras que otras son erizadas, pero generalmente crecen hasta a ¾ pulgada (1,90 cm) de largo.3 Las orugas de la rosa salen de los huevos depositados en las partes inferiores de las hojas del rosal por las moscas sierra. El daño empieza cuando la primera de muchas generaciones nace a mediados de la primavera. Las orugas de la rosa no están relacionadas con las babosas del jardín que muchas veces viven en los jardines, pero a veces se cubren a sí mismas con una capa de baba similar.
Roseslugs are the larvae of rose sawflies.
Las orugas de la rosa son la larva de las moscas sierra de la rosa.

Escarabajos japoneses

Los agujeros grandes e irregulares y los daños rápidos y descontrolados a finales de la primavera pueden ser una señal de que hay escarabajos japoneses en su jardín. Estas plagas se alimentan abiertamente durante las horas del día y se pueden identificar fácilmente por sus cuerpos de color verde metálico, alas de color bronce y cobre, y por las pequeñas manchas negras que crean un aro alrededor del abdomen exterior. Estos insectos masticadores generalmente miden 7/16 pulgada (1,11 cm) de largo y les encantan los rosales. Dejan esqueletos de las hojas y devoran totalmente los brotes y flores de los rosales, y lo único que queda es la idea de lo que pudieran haber sido las rosas.

Los escarabajos japoneses son plagas invasoras originarias de Asia. Con pocos depredadores en Estados Unidos, estas devastadoras plagas han ampliado constantemente su cobertura a lo largo del país. Durante su etapa larvaria, los escarabajos japoneses son orugas altamente destructivas para el césped ya que se alimentan de las raíces del césped y lo destruyen. Los escarabajos adultos emergen de la tierra a finales de la primavera y principios del verano. Durante las próximas cuatro a seis semanas, los rosales y otras plantas son víctimas de fuertes daños a medida que los escarabajos se alimentan y emiten señales que invitan a otros escarabajos al festín.4,5

Japanese beetles destroy rose flowers and leaves.
Los escarabajos japoneses destruyen las flores y hojas de los rosales.

Cochinillas o insectos escama

Su primera pista para reconocer que existe un problema de cochinillas o insectos escama es ver que hay un caminito constante de hormigas a lo largo de su entrada para carro o acera directamente hacia los rosales. Inspecciones de cerca los tallos de los rosales y es posible que encuentre grupos de pequeños “bultos” que, según el color, casi parecen ser parte del rosal. Lo que usted ve no es realmente el insecto, sino su cubierta de protección. Algunas cochinillas tienen una armadura de color gris marrón, mientras que otras tienen cubiertas suaves como de algodón.

Las cochinillas penetran las cañas de los rosales y succionan los jugos de las plantas, lo que debilita los tallos, los hace amarillos y provoca que su muerte. Las cochinillas suaves también excretan una ligamaza dulce que les encanta a las hormigas, las cuales en realidad protegen a las cochinillas contra los depredadores buenos para que el suministro de ligamaza continúe. El exceso de ligamaza eventualmente desarrolla un moho negro y tiznado. Las cochinillas “trepadoras” sin armadura nacen y empiezan a alimentarse de los rosales en la primavera. Son especialmente vulnerables a los tratamientos durante esta etapa sin protección.5,6


Scale insects infest roses and often attract additional pests as well.
Las cochinillas o insectos escama infestan los rosales y a menudo atraen a otras plagas.

Control eficaz contra las plagas

Es importante darle a sus rosales las condiciones apropiadas y un buen cuidado para protegerlos contra las plagas de insectos y enfermedades, pero incluso los rosales saludables no son inmunes a los ataques. Cuando las plagas de los rosales atacan, es importante actuar al ver los primeros indicios de plagas o daños para conservar las flores y el follaje de los rosales.

El control de plagas eficaz es rápido y simple con insecticidas comprobados de la marca Sevin®. Sevin® La marca Sevin® elimina y controla todas estas plagas de los rosales y una amplia variedad de otras plagas problemáticas en el jardín, incluyendo las hormigas y otras plagas que se sienten atraídas por la ligamaza. Además, el insecticida en granulos Sevin® incluso controla las orugas de césped de las plagas de los rosales.

Con los productos de confianza de la línea de insecticidas de la marca Sevin®, usted puede sentirse tranquilo de manejar y controlar las plagas y las plagas de los rosales, para así poder seguir viendo sus rosales alcanzar su potencial máximo. Las marcas GardenTech® y el blog de GardenTech están a su disposición para ayudarle a cultivar y disfrutar de rosas hermosas y jardines saludables y productivos.






Lea siempre las etiquetas del producto y siga las instrucciones con cuidado.

Sevin es una marca registrada de Tessenderlo Kerley, Inc.

GardenTech es una marca registrada de Gulfstream Home and Garden, Inc.

Fuentes:

1. UC IPM, “Aphids," Universidad de California, julio de 2013.

2. Hahn, Jeffrey, “Rose Chafers," Extensión de la Universidad de Minnesota, 2007.

3. Jardín botánico de Missouri, “Rose and Pear Slugs (Sawflies)."

4. Potter, M.F., Potter, D.A., y Townsend, L.H., “Japanese Beetles in the Urban Landscape," Extensión de la Universidad de Kentucky, enero de 2006.

5. McLeod Scott, Janet y Williamson, Joey, “Rose Insects & Related Pests," octubre de 2016.

6. Centro para la jardinería doméstica William T. Kemper, “A Visual Guide: Rose Problems," Jardín botánico de Missouri.

La foto tomada por Scot Nelson se usa con licencia de la Licencia de Atribución de Elementos Creativos Comunes 2.0

OTRAS INFORMACIONES QUE PUDIERAN GUSTARLE

Detenga las hormigas antes de que invadan su hogar

Adelántese a los escarabajos japoneses

Aleje las enfermedades causadas por hongos de su huerto

Detective de plagas en las plantas