Español
  1. Inicio
  2. Enfermedad
  3. El tizón de podredumbre radicular

El tizón de podredumbre radicular

El nombre científico de los causantes de esta enfermedad tiene la palabra griega “Phytophthora" que, a grandes rasgos, se puede traducir como “destrucción de la planta”. Y esa es una buena descripción de los daños que ocasionan estos patógenos a los vegetales. El tizón de podredumbre radicular comprende varias fases de la enfermedad que se suelen conocer como las fases de marchitamiento fúngico, pudrición de las raíces, pudrición de la corona, tizón de las hojas, marchitez de los tallos, pudrición de los tallos y pudrición de los frutos. Y en los vegetales más vulnerables, este tizón afecta todas las partes de la planta.

Debido a su gran dependencia de la humedad para causar estragos en los jardines, se conoce al tizón de podredumbre radicular como un moho de agua. Los suelos saturados y el clima húmedo y cálido prolongado permiten que este destructor que se transmite por el suelo se desarrolle y se propague a través de la combinación del viento con el agua de la superficie, la lluvia o el riego. Los cultivos de pimientos, berenjenas y cucurbitáceas, como los pepinos, melones y calabacines, son especialmente vulnerables a esta enfermedad. El tizón de podredumbre radicular está muy relacionado con el destructor tizón tardío que tanto daña los tomates y papas.

Identificación/síntomas del tizón de podredumbre radicular: Los síntomas varían según la planta y la fase del tizón. Aunque la enfermedad comienza en el suelo infectado, los primeros síntomas se observan por encima de la superficie cuando las plantas aparentemente saludables y en plena formación de frutos se marchitan y mueren a mediados de la temporada.

En los tallos se desarrollan úlceras, a menudo cerca de la superficie del suelo, y luego los tallos comienzan a pudrirse internamente. Las hojas presentan marchas oscuras que se agrandan hasta que el follaje adquiere una apariencia blanqueada y quemada. Los frutos infectados permanecen en la planta pero desarrollan manchas oscuras enchumbadas en agua que se cubren de un moho blanco con textura de algodón. Con frecuencia, los síntomas se desarrollan al mismo tiempo en numerosas plantas de un área.

Cómo controlar el tizón de podredumbre radicular: Una vez que el tizón de podredumbre radicular infecta sus vegetales, los daños a la planta son irreversibles. El control de esta mortal enfermedad se basa en medidas preventivas y el cuidado regular. Evite sembrar en áreas del terreno que estén hundidas o tenga un drenaje deficiente. Para mejorar el drenaje, considere sembrar los pimientos y otros cultivos susceptibles en canteros elevados, áreas elevadas o jardines en macetas.

Evite el riego desde arriba que puede ocasionar la erosión de la superficie; en su lugar, considere el riego por goteo. Los patógenos resistentes del tizón de podredumbre radicular sobreviven en las pilas de abono orgánico tanto en los inviernos fríos como los veranos calientes. Retire inmediatamente las plantas infectadas, colóquelas en una bolsa y deseche los escombros infectados. Mantenga su jardín limpie todo el tiempo.

Consejo sobre el tizón de podredumbre radicular: Cuando sea posible, siembre variedades de vegetales resistentes al tizón de podredumbre radicular. Desafortunadamente, no existen muchas variedades resistentes. Deje pasar siempre al menos tres años antes de sembrar la misma variedad o variedades relacionadas de plantas en un área.

Esto es particularmente importante para la familia de los tomates, que incluye también a los pimientos dulces y pimientos chiles, las berenjenas, las papas, los tomates, y la familia de las cucurbitáceas que incluye a los pepinos, los calabacines, los melones, las calabazas y otras variedades de calabazas de invierno y de verano.

Lea siempre las etiquetas de los productos y siga las instrucciones, incluyendo las indicaciones sobre las plantas que puede tratar, las tasas y la frecuencia de aplicación y los intervalos previos a la cosecha (PHI) para los cultivos comestibles.

Créditos de las fotos:

Don Ferrin, Centro Agrícola de la Universidad Estatal de Louisiana, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

Don Ferrin, Centro Agrícola de la Universidad Estatal de Louisiana, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

David B. Langston, Universidad de Georgia, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

David B. Langston, Universidad de Georgia, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

David B. Langston, Universidad de Georgia, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

Howard F. Schwartz, Universidad Estatal de Colorado, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

Howard F. Schwartz, Universidad Estatal de Colorado, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)

Elizabeth Bush, Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, Bugwood.org (CC BY 3.0 US)